¿Qué son el bicarbonato y el percabonato de sodio y cómo usarlos?

Hoy queríamos hablaros de dos productos que cada vez tienen más adeptos, pero que a

algunos aún les cuesta entender. Nos referimos al bicarbonato y al percarbonato de sodio.


Tanto el bicarbonato de sodio como el percarbonato de sodio son dos productos que se usan extensamente en la limpieza del hogar. Ambos son potentes limpiadores naturales libres de tóxicos y respetuosos con el medio ambiente, con infinidad de usos y, además, muy económicos. Pero, ¿qué diferencias hay entre estos dos ingredientes naturales y cómo usarlos para sacarles el máximo partido? ¡Vamos a verlo!



Bicarbonato de sodio


El bicarbonato es una sustancia que se

obtiene a partir de un mineral que encontramos en la naturaleza: el natrón. Su fórmula química es NaHO3, y tiene un gran poder neutralizador del ácido.


Actualmente, el bicarbonato se usa para infinidad de cosas: cosmética natural, antiácido estomacal, para la limpieza e incluso en jardinería (es un poderoso fumigador natural).

Nosotros queremos hablaros un poco más de cómo usarlo en cuanto a limpieza se refiere.


Estos son algunos de los usos del bicardonato de sodio en la limpieza del hogar:

  • Para quitar manchas en tejidos o grasa en superficies: Sólo tenéis que formar una pasta con agua y bicarbonato y dejarla actuar unas horas. Si se trata de una superficie, tendréis que retirar la mezcla con agua y vinagre; si se trata de un tejido, bastará con ponerlo en la lavadora o retirar la pasta. Veréis que funciona muy bien y siempre podréis repetir el proceso si la mancha no ha desaparecido del todo.

  • Desodorante de alfombras o sofás: A veces eliminar los malos olores como el tabaco de alfombras o sofás puede ser difícil. El bicarbonato puede absorber estos olores bastante. Para ello, sólo tenéis que espolvorear dichas superficies abundantemente y dejarlo actuar toda la noche. Después aspiráis el bicarbonato y notaréis que está mucho más fresco que el día anterior.

  • Para sacar manchas de pintura o lápiz: hay que frotar el bicarbonato sobre la superficie con una esponja húmeda y dejar hasta que seque. La mancha desaparecerá entonces.

  • Para limpieza general: Tanto si se trata del suelo, como del polvo, o limpiar baldosas, el bicarbonato diluido en agua es un aliado perfecto para desinfectar, blanquear y limpiar superficies. Podéis añadirle unas gotas de aceite esencial de limón, naranja, canela o el que más os guste, y así dejar el espacio con un agradable olor. En nuestro Instagram os enseñamos una receta para limpiar con bicarbonato, vinagre, y aceite esencial.

  • Para el mal olor: las basuras, especialmente en verano, huelen mal. Para evitar este olor, basta con espolvorear un par de cucharadas de bicarbonato en el fondo del cubo.


Existen muchos otros usos del bicarbonato de sodio, quizás con esta pequeña introducción os animáis a probarlo y vais descubriendo vosotros mismos cómo aplicarlo.

Percarbonato de sodio


El perbarbonato es un compuesto químico, cuya fórmula es Na2H3CO6, que se encuentra como polvo granulado y que debe disolverse en agua. Al disolverse en agua se descompone en dos sustancias: Carbonato de sodio y peróxido de hidrógeno. Así pues, obtenemos un producto biodegradable, sin cloro ni fosfatos y respetuoso con el medio ambiente. Aunque sí hay algunas precauciones que hay que tomar, sobre todo usar guantes, no mezclarlo con vinagre o limón y no aplicarlo sobre aluminio o superficies enceradas.


Tal y como pasa con el bicarbonato, el percarbonato tiene muchos usos, pero destacan los siguientes:


  • Blanqueante de la ropa: Sólo hay que añadir unas cucharadas al tambor de la lavadora, y en unos cuantos lavados, notaremos la diferencia.

  • Para prendas con manchas difíciles: Poner en remojo estas prendas en agua caliente y añadir percarbonato. Dejarlo actuar toda la noche y al día siguiente lavarlos como siempre en la lavadora.

  • Podéis usarlo como sustituto de la lejía (que no es muy respetuosa con el medio ambiente) en hornos, baldosas, lavabos, neveras... formando una solución con agua y percarbonato.

  • Para recuperar ollas quemadas, aplicamos una pasta de percarbonato y agua, dejamos actuar y retiramos la mezcla. De esta manera, la quemadura desaparecerá.


Como veis, ambos productos son potentes limpiadores naturales libres de tóxicos y respetuosos con el medio ambiente, con infinidad de usos y, además, muy económicos.

Desde Vida Zero Waste os animamos a probar estos dos productos que se han usado en la limpieza del hogar natural durante décadas, siempre tomando las precauciones correspondientes.

72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo