• Vida Zero Waste

Reducir, Reutilizar, Reciclar

Ahora que nuestra aventura en Vida Zero Waste lleva un tiempo en marcha, queríamos aprovechar para hablar sobre esta coletilla en inglés sobre la que tan menudo nos preguntan. ¿Qué significa zero waste? Y, ¿de dónde viene esta filosofía?


La traducción literal del inglés sería “cero derroche”, pero en castellano finalmente se ha optado por traducirlo como “residuo cero”.


Como todos sabemos, ya hace mucho tiempo que se ha hecho evidente la situación de sobre-explotación que sufre el medio ambiente y nuestro planeta. En las últimas décadas, a causa del estilo de vida de la sociedad occidental (basado en la híper-producción y el hiper-consumo) se ha ido explotando el medio ambiente y sus recursos a un ritmo frenético, hasta llegar al punto de desencadenar un cambio climático que afecta irreversiblemente todos los ecosistemas del planeta. Esto está provocando extinciones masivas de fauna y flora, contaminación y enfermedades, hambrunas, sequías y desastres naturales, entre otros terribles efectos.


Como consecuencia, diferentes movimientos ecologistas han ido ganando protagonismo en los últimos tiempos, intentando cada uno, de una manera u otra, cambiar la forma en la que nos relacionamos con nuestro entorno. Pero hacer cambiar la dirección en la cual se mueven los grandes engranajes del planeta es una tarea muy difícil y lenta, y hay quién cree que antes de que esto pase, se puede actuar de otro modo: hay que empezar cambiando las pequeñas piezas.


Aquí es donde entramos nosotros y tú. Siguiendo la filosofía de la “regla de las 3 erres” o “3R”, que propone un consumo más responsable con el medio ambiente mediante reducir, reutilizar y reciclar los bienes de consumo. Así podemos favorecer una justa explotación de los recursos y menguar la cantidad de residuos y contaminación que inevitablemente producimos.


El movimiento “zero waste” al cual nosotros nos sumamos es heredero de esta filosofía y apunta a los mismos objetivos. Se centra especialmente en promover un estilo de vida respetuoso con la naturaleza, y lo hace luchando contra uno de sus grandes enemigos: el plástico. Este material es el más abundante entre los residuos sólidos que generamos y es el que más contamina nuestro entorno físico, hasta llegar a desintegrarse en partículas diminutas que, incluso, llegamos a digerir a través de la comida que ingerimos.


El plástico está en todas partes y es muy difícil de eliminar, pero reduciendo el uso lo máximo posible creemos que es posible vivir en un mundo menos contaminado: en un mundo de residuo cero.


48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo